Dulces y confitería

La industria de los dulces y la confitería se compone de productos alimenticios como chocolates, chicles, caramelos,… y representa uno de los segmentos de venta más fuertes en el de la alimentación. Algunos de los objetivos principales tanto de este sector como del resto de sectores relacionados con la alimentación, son la seguridad alimentaria, la calidad de los productos y el aumento en la utilización de ingredientes cada vez más naturales.

Los tipos de productos de confitería preferidos difieren de una región a otra debido a las preferencias de los consumidores, a las normas reguladoras y otros factores como la economía. Un aumento en los ingresos de la gente y una mayor urbanización impulsa el crecimiento de este mercado, seguido por la creciente demanda de productos como el chocolate negro y otros productos innovadores. Debido la alta demanda de productos nuevos, la industria global de los dulces y la confitería está creciendo a un ritmo más rápido que nunca.

Los desafíos de la industria de los dulces y la confitería están obligando a los productores a afrontar una serie de retos con el objetivo de garantizar que no solo se entreguen productos de una mejor calidad a los consumidores, sino que también se haga en las mejores condiciones y en el menor tiempo posible.

DESAFIOS

Preocupados por la salud

Los productores a menudo se ven obligados a utilizar menos azúcar y a ofrecer productos con menos calorías debido a la tendencia mundial de mantener una alimentación saludable y a las regulaciones de los países. Los consumidores quieren comer más sano y esto lleva a nuevos productos, nuevos ingredientes y a utilizar sustitutivos del azúcar.

Seguridad y calidad de los alimentos

Los productores deben implantar procedimientos y prácticas para garantizar la inocuidad de los alimentos. Deben establecerse normas para los riesgos toxicológicos, microbiológicos y alérgenos. En caso de que haya algún problema con un producto, es necesario informar al mercado lo antes posible. Una fabricación segura y la producción de alimentos de buena calidad deben ser principios que estén presentes en cualquier empresa productora de alimentos. La información debe estar registrada y estar a disposición de los organismos de certificación y reguladores en cualquier momento. Además, esto también es un requisito de muchos minoristas.

Trazabilidad

Un elemento clave tanto en la gestión como en el análisis de la información es la capacidad de realizar el seguimiento de cualquier alimento en todas las etapas de la cadena de suministro. Productores, distribuidores, mayoristas, … todas las partes deben ser capaces de rastrear los movimientos de los productos hacia adelante y hacia atrás. Todos deben saber de dónde vienen todos los lotes y dónde han ido a parar, de forma que sea posible establecer medidas correctivas de forma rápida y segura.

Flexibilidad en la cadena de suministro.

Los ciclos de vida de los productos son más cortos que antes. Hay una tendencia que lleva a innovar continuamente los productos y a cambiar los envases para llamar la atención del consumidor. Estos aumentos y cambios llevan a que lo que ofrece la empresa esté cambiando constantemente. Los inventarios se reducen y los productos terminados se mueven más rápido que nunca. Esto requiere una mayor flexibilidad en la cadena de suministro.

Evitar retiradas de productos

Toda la cadena de suministro debe ser tanto fiable como flexible. Los productores deben controlar toda la cadena de suministro, las materias primas y los ingredientes que terminan en el producto final. También deben mantener una producción que sea segura, fabricando productos de manera correcta y de acuerdo con las especificaciones mencionadas en la lista de ingredientes. Todo esto tiene como objetivo evitar cualquier error que lleve a tener que retirar un producto o un lote del mercado. Todas las empresas buscan evitar la mala publicidad relacionada con los productos que no cumplen con los requisitos requeridos.

Rendimiento de la línea de producción

Este desafío está ligado a la eficiencia en la producción: cuánto producto se produce por hora, las tasas de eficiencia por máquina, el mantenimiento de equipos, las interrupciones en las líneas de producción, las horas dedicadas a órdenes de producción, … Toda esta información, por su importancia, es necesario que quede registrada en el sistema.

Envases

El aumento en el consumo de dulces y productos de confitería impulsará el crecimiento tanto del volumen como de los tipos de envases durante los próximos años. Para el año 2022, la mitad de los productos que elaboren las principales compañías de dulces y confitería y estén envasados individualmente, deberán estar disponibles en tamaños que contengan 200 calorías o menos por envase.

Controles de calidad

Los controles de calidad son necesarios durante todo el proceso productivo. Desde la recepción de materias primas hasta la salida de productos. Estos controles de calidad pueden ser mediciones de temperatura, controles de formulación o detecciones de metales. Las empresas de confitería necesitan tener un certificado BRC o IFS para cumplir con los estándares de calidad.